Tacee

23-07-2016

Registro de jornada laboral

Valora este artículo
(1 Voto)

Hasta hace unos meses la ley sólo obligaba a contabilizar la jornada laboral de los trabajadores cuyo contrato era a tiempo parcial, tal y como estipulaba el Real Decreto 16/2013, pero desde el pasado 19 de Febrero, debido a las sentencias 207/2015 y 25/2016 de la Audiencia Nacional, las empresas están obligadas a contabilizar las horas trabajadas por todos sus empleados, independientemente del contrato que tengan.

Dichas sentencias establecen que las empresas deben tener un sistema de control de horas de forma que puedan medirse con eficacia, tanto las horas que marca el contrato laboral como las horas extra trabajada. La empresa está obligada a dar copia a cada trabajador de su registro de horas y, obviamente, a pagar el tiempo adicional invertido en su puesto de trabajo.

La inspección de trabajo, en su Plan de Control de 2016, ha endurecido sus controles y aumentado las actuaciones con el fin de que las empresas se pongan al día en este aspecto, instauren sistemas de control fiables y así evitar tanto la no contabilización de horas extraordinarias como el fraude en la realización de horas extra. Por todo ello es obligatorio el registro de la jornada, se hagan o no horas extraordinarias.

Los sistemas de registro pueden ser tanto manuales (contabilizando en una hoja las horas de entrada y salida) como informáticos (tarjetas de control). Los registros deben guardarse durante el plazo mínimo que guarda la ley, 4 años.

El no cumplimiento de este control de horas de trabajo se considera una infracción grave y puede acarrear multas que van de los 626 a los 6.250€, además del abono de cotizaciones correspondientes a horas no registradas. Todo ello con independencia de las sanciones resultantes de superar el límite máximo de horas extra anuales (80 horas al año) o de la no remuneración o remuneración incorrecta de las mismas.

Login