Tacee

Artículos


-ASESORIA LABORAL-

La modificación de las condiciones de trabajo


Uno de los aspectos modificados con el RD Ley 3/2012 es que se le permite al empresario la posibilidad de modificar condiciones sustanciales de trabajo.

Con la modificación del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, ahora las empresas podrían modificar:

a) la jornada de trabajo.
b) El horario y distribución del tiempo de trabajo.
c) El régimen de trabajo a turnos.
d) El sistema de remuneración y cuantía salarial.
e) El sistema de trabajo y rendimiento.
f) Las funciones

El empresario podrá realizar estas modificaciones cuando “existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Se considerarán tales las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa.”

De esta forma un empresario puede ahora aumentar la jornada laboral disminuyendo el salario (con el límite del salario del convenio, aunque también se han articulado un sencillo sistema para solicitar el “descuelgue” del convenio) y frente a ello el trabajador podrá hacer tres cosas:

1º Aceptar las modificaciones unilaterales del empresario.
2º Impugnar las modificaciones y hasta que no haya sentencia cumplirlas.
3º Pedir la extinción del contrato con una indemnización de 20 días por año de servicio con un máximo de 20 mensualidad.

Con la excusa de aumentar la flexibilidad, con la actual reforma se ha dado al empresario un importante poder de disposición de las condiciones acordadas mediante contrato. Así, nos encontramos con unos requisitos que facilitarán aun más la precariedad laboral. La disposición de los contratos recae casi absolutamente sobre los empresarios, con un escaso control judicial puesto que la normativa reformada ha rebajado los requisitos y exigencias.

TENEMOS QUE PARAR ESTA REFORMA SI NO LUCHAMOS, NOS DEJARÁN SIN NADA

Login